Regístrate

Adaptar tu currículum a cada puesto de trabajo


imagen destacada
Publicado el
por

La gran mayoría de los candidatos tiene solo una cosa en mente al crear su CV: Que sea atractivo e impresionante, sin embargo, pasa desapercibido el hecho que adaptar tu currículum a cada puesto es una manera óptima de buscar empleo.

Sin embargo, al filtrar y seleccionar los CV de los candidatos que aplicaron a una posición, lo que los reclutadores hacen es tomar cada CV y compararlo con la descripción del puesto para decidir quiénes cuentan con la experiencia y las habilidades específicas para la posición.

Adaptar tu CV a cada puesto de trabajo y cada tipo de empresa representa un trabajo adicional, sí. Pero también implica un aumento exponencial en el número de entrevistas que podrías conseguir y, en realidad, ¡no es tan complicado como parece!

 

¿Por qué personalizar y adaptar tu currículum?

El equipo encargado del proceso de reclutamiento en una organización es responsable de revisar cientos de CV en respuesta a una nueva oferta laboral y tu CV es solamente uno más de ellos.

Para facilitar este arduo proceso de evaluación, la mayoría de las organizaciones emplean herramientas digitales de selección como sistemas de seguimiento de candidatos (ATS o Applicant Tracking System en inglés) o utilizan métodos humanos de escaneo rápido o bolsas de empleo que facilitan la búsqueda de candidatos específicos.

Estos procesos priorizan palabras claves para hacer la selección. Es decir, que sin importar quién haga el filtrado, un humano o un software, la única forma de superar esta instancia es tener un CV que contenga la mayor cantidad de palabras clave.

Y la mejor forma de asegurarte de que el contenido de tu CV contiene estas keywords, es ¡adaptarlo a cada oferta laboral específica!

 

¿Cómo adaptar mi CV y personalizarlo a cada puesto?

  1. Analiza la oferta laboral: Lee atentamente la oferta laboral a la que quieres aplicar, prestando especial atención al título del puesto, los requisitos y las responsabilidades e identifica las palabras o frases que se repitan en la descripción del puesto. Luego, tomate el tiempo de comparar las habilidades que se mencionan en la oferta contra las que tu tienes. Incluso puedes hacer una lista, para más adelante asegurarte de incluirlas en tu CV.
  2. Revisa tu objetivo laboral: El objetivo de tu CV debe mencionar el rol en el que te desempeñas, incluir algunas de tus habilidades clave y comunicar lo que esperas lograr con tu trabajo. Así que, toma la información que recopilaste de la oferta laboral y adapta este párrafo incluyendo esas palabras clave para dejar en claro por qué serías el candidato ideal para este puesto de trabajo.
  3. Haz coincidir el título del puesto de trabajo: En la parte superior de tu CV, justo debajo de tu nombre, debes incluir el título del rol que cumples o deseas cumplir. Si este título es el mismo que la organización incluyó en la oferta laboral, no tienes que hacer ningún cambio. Pero, si por el contrario, el título es diferente o más específico, lo recomendable es que coloques este mismo en tu CV. 😉
  4. Edita tus habilidades y experiencias: Este es el momento de usar esa lista que hiciste con tus habilidades y las requeridas por el puesto de trabajo e incluirlas en tu CV. Asegúrate de ser lo más específico y explícito posible, ¡recuerda que hay altas probabilidades de que sea un software el que escanee tu CV! Además, aunque es posible que tengas una lista de experiencias y habilidades que quieras incluir, recuerda que es mejor contar con un CV más breve, así que no temas eliminar aquello que no es relevante a esta oferta en particular.

 

Ahora que todo está claro, busca en las ofertas recientes y envía tu CV a esos anuncios que esperan por ti.

¡Mucho éxito!