Regístrate

El home office y su crecimiento en México


imagen destacada
Publicado el
por

En los últimos años las empresas han notado que ser flexibles en los horarios y espacios de trabajo les brinda múltiples beneficios: más productividad de sus colaboradores, economía en recursos e instalaciones, un mejor ambiente labora, pero ¿Qué es el home office y porqué aún no «despega en su totalidad en México?

El término home office se ha vuelto cada vez más común en nuestros días y, aunque su traducción literal se refiere básicamente a la posibilidad de trabajar en casa, en realidad el concepto incluye un tema más amplio: la oportunidad de trabajar en cualquier lugar distinto al escritorio de la empresa y que se traduciría como Teletrabajo, que es un término menos común.

En los últimos años las empresas han notado que ser flexibles en los horarios y espacios de trabajo les brinda múltiples beneficios: más productividad de sus colaboradores, economía en recursos e instalaciones, un mejor ambiente laboral.

El llamado home office, o empleo desde casa, es una de las consecuencias de esta apertura organizacional.

Cuando el puesto lo permite (por ejemplo, en actividades de redactores, diseñadores, contadores, personal de soporte técnico, profesores de cursos en línea, entre otros), no asistir a la oficina es sinónimo de conveniencia y cifras interesantes para los mexicanos:

  • Un ahorro anual de hasta $39 000 MXN en traslados.
  • 590 horas al año en transporte público que bien pueden utilizarse en dormir más o hacer ejercicio.
  • La alegría de ser parte del 25 % de personas de este país que no sufren de estrés por su empleo.

¿El home office es una realidad en México?

Esta modalidad a distancia parece una fortuna –y es posible que lo sea cuando palabras como disciplina forman parte de tu día a día–; sin embargo, y más siendo primerizos en el tema, también es muy fácil caer en distracciones.

Sin embargo los beneficios del home office son múltiples: mayor productividad de los colaboradores al ahorrar tiempo en traslados, menos desgaste emocional por los mismos, economía en recursos e instalaciones y un mejor ambiente laboral. En realidad, el esquema incluye la oportunidad de trabajar no solo en casa sino en cualquier lugar distinto al escritorio de una empresa que permita a la persona realizar su trabajo de manera ordenada y oportuna; un café, un restaurante, un parque o incluso un club deportivo.

De acuerdo con la encuesta del “Empleo del Tiempo Americano” del Departamento del Trabajo de los Estados Unidos, en 2015, el 38% de los trabajadores de ese país con empleos gerenciales, financieros y de negocios hace algo o todo su trabajo desde casa.

Aunque no hay cifras oficiales en México, un sondeo realizado en julio pasado señala que a 3,700 profesionistas que buscaron empleo mostró que 4 de cada 10 personas ha visto que en la empresa en donde labora existe la posibilidad de hacer home office; y un porcentaje similar ha tenido oportunidad de hacer home office en alguna empresa en la que ha laborado. Lo anterior, a pesar de que 8 de cada 10 cuenta con la tecnología y espacio físico necesario para trabajar a distancia.

La tendencia todavía no alcanza todo su potencial en México; sin embargo, cada vez hay mayor flexibilidad de parte de las empresas para integrar nuevos esquemas laborales. Si eres empleador o empresario debes de considerar esta modalidad que te permitiría ahorrar recursos y mejorar la productividad de tus trabajadores.

Lo importante es considerar que implica buscar profesionistas con alto sentido de responsabilidad, establecer un programa de cumplimiento por objetivos y considerar proporcionar las herramientas tecnológicas necesarias para que puedan trabajar de manera eficiente.

¿Tu ya estás preparado para trabajar desde casa? Si es así, busca tu trabajo idea en esta lista de ofertas laborales.